martes, 19 de mayo de 2009

Blogs y Empresas VI: Introducción al microblogueo

Hoy Twitter está de moda, pero en realidad hace al menos un año que lo está, ya que todo comenzó por allá por marzo de 2006.

El 13 de marzo de 2007, casi un año después de su nacimiento, me enteré de Twitter por un artículo de Medios Digitales, el blog de Rodrigo Guaiquil (@ojopiojo btw, el primer chileno en Twitter), titulado: He visto el futuro y se llama Twitter. Cinco días después me inscribí.

Y hoy, 3080 updates later, muchos me preguntan ¿Qué es Twitter?

Twitter es un canal de comunicación que se presta para transmitir vía web o a través de otras aplicaciones cualquier tipo de información a través de 140 caracteres (es el único requisito).

Así como la televisión, por ejemplo, permite transmitir cualquier señal de audio/video desde tonterías a una película o documental de lo más elaborado Twitter (o Jaiku, Plurk, Tuenti u otros derivados del microblogueo) permiten contar o compartir lo que quieras en 140 caracteres (que se potencian gracias a cientos de aplicaciones).

Pero además Twitter es un medio social y como tal a diferencia de la TV forma conversaciones. Es mucho más que una simple transmisión, ya que más bien la experiencia del microblogueo consiste en compartir ideas y opiniones.

Les recomiendo que vean más en mi anterior post: Twitter, una definición.

Twitter y el Marketing

"Para mucha gente Twitter es una manera de encontrar amigos, para entretenerse y para divertirse. Para mí, Twitter es un arma. En este sentido, Tiger Woods ve el golf de una forma distinta a la que tiene un jugador de fin de semana. Para él es un negocio — probablemente disfruta del golf, pero para Tiger es un negocio. Yo disfruto de Twitter, pero es de negocios", Guy Kawasaki, en Productive Magazine.

Muchos de quienes me preguntan qué es Twitter trabajan en marketing y como sin duda alguna el microblogueo será una herramienta clave para el futuro marketing, de antemano les advierto que es una forma de comunicación no exclusiva para marketing.

Usar Twitter para comunicar es fácil y simple, pero usarlo para, por ejemplo, lograr que una campaña promocional tenga éxito es algo muy distinto y complejo.

Primero que todo el microblogueo como medio de comunicación es muy limitado y si una marca decide entrar a Twitter es recomendable que tenga otros soportes comunicacionales fuertes —como un blog corporativo— que les sirva de apoyo.

Esto porque la presencia de una marca en Twitter va más allá de la promoción del momento. Una marca en Twitter debe ser capaz de responder a cualquier tipo de consulta de otro twitterer e incluso ser referencia de contacto frente a una crisis.

Esta multiplicidad de tareas y respuestas se debe a la infinita variedad de conversaciones que pueden ocurrir en el microblogueo. Y el responsable detrás de una marca debe ser capaz de manejar todos los escenarios.

Por esto es que hasta ahora las marcas que más éxito han tenido en Twitter lo deben en parte a LA persona que ha sido capaz de llevar el peso de la representación de toda una marca/compañía en sus twitts.

Estar o no estar

Cabe hacerse la misma pregunta que nos hacemos con los blogs y los medios sociales: ¿Qué pasa si perdemos el control?

Fear? Fear of losing the control? “What if someone says something bad about us?” Guess what. "Tool tools of social media reach beyond corporate transparency to make any business the star of a 24/7 reality show" - Brand For Talent. Whether you like it or not, your brand is on stage naked, kind of. You may choose not to engage and forbid your employees to play, BUT you won't stop your customers from talking. They will and they are.
Are you listening?

The best part about Web 2.0 is the transparency. Which means IT IS our “Internet accountability” software. The best companies will shine and be given the credit they deserve and the worst will have to face their imperfections.
(Talent Revolution, Porn and Pancakes. The Gap Between Personal and Business Innovations.)

Hace años que soy un convencido de la necesidad de que toda empresa sea protagonista en los medios sociales. No hay razón para esconderse. Menos si se trata de una empresa líder o que busca liderazgo.

Y esto lo explica mejor que nadie Barry Judge, el CMO de una de mis tiendas favoritas, BestBuy, en el siguiente video de YouTube:




Más:

3 comentarios:

  1. Te puedo aportar que tiendo (pero no siempre) a no seguir e incluso bloquear perfiles de empresas en Twitter, por experiencia, no por prejuicio.

    Veo muy pocos casos en que empresas lo hacen bien.

    En cambio me pasa a menudo que es interesante tener contacto via Twitter con *personas* que realizan roles dentro de una empresa. La experiencia resultante comparada es como la de usar un form de contacto versus tener el teléfono de un amigo de un amigo.

    Ergo, mucho ojo con la recomendación, a la hora de decidir, es muy posible que una empresa tenga mucho más éxito designando a personas como las encargadas de hablar por Twitter, con nombre y apellido, que tratando de usar un perfil institucional.

    Ejemplo por excelencia de estos días: Canal 13, @IvanValenzuela.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo. El microblogueo es conversación entre personas más que instituciones y sin duda que son las personas detrás de determinada marca las que han aportado más en la conversación, más de lo que han hecho hasta ahora muchas marcas.

    Pero igual me pongo en el caso de que muchas marcas están abriendo cuentas y que, en tal caso, les advierto que lo correcto es conversar y no ser un RSS de promociones.

    Gracias por el comentario.
    Saludos.

    ResponderEliminar