viernes, 24 de agosto de 2007

Goals

Ayer almorcé con un colega periodista que siempre ha cuestionado la rentabilidad de la carrera y me planteó la siguiente preocupación:

"Como periodista a lo más alto que se puede aspirar en una empresa es a ser director de comunicación. Nunca podré llegar a ser el CEO de la corporación".

"Toda la razón, pero también depende de qué hagas tú porque es una cuestión de metas", respondí.

Me explico. El directivo de una empresa (idealmente) tiene que ser un tipo que maneje y conozca muy bien todas las áreas, con el fin de tener visión estratégica. Un periodista común y corriente, por tanto, no puede llegar a ser director de un banco o de un hospital, pero sí podría serlo de una empresa de comunicación.

Sin embargo, la cuestión en sí es más profunda. Cada uno debe buscar su felicidad y no esperarla de brazos cruzados. Todo parte con el autoconocimiento. Tener claro qué es lo que me gusta, qué debo hacer para conseguirlo y para dónde debo ir.

"Si tu quieres llegar a ser el directivo de un banco, puedes hacerlo, pero tendrás que esforzarte, aprender lo que aún no sabes y tener mucha paciencia para lograrlo", concluí.

Muchos esperan el éxito de brazos cruzados y lo quieren con rapidez. Eso es lo que NO hay que hacer. Amigo, el esfuerzo lleva al éxito. No hay otra receta.

Un aspecto relevante es la constante actualización. Es un deber profesional el no dejar nunca de aprender, "entrenar", estar actualizado de todo lo que ocurre en el ámbito que nos dedicamos. Eso nos hace profesionales y no simples aficionados.

Por ejemplo, algunas cosas...

2 comentarios:

  1. Muy buen post..estoy de acuerdo con tus apreciaciones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Claudio, muchas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar